top of page
  • Foto del escritorPortal Sur

Argentina tendrá que pagar al menos 4.920 millones de dólares por la expropiación de YPF

El Estado pidió ante la Justicia norteamericana que el resarcimiento por no haber cumplido con el estatuto de la compañía no supere ese valor. El monto, sin embargo, podría llegar hasta los 16.000 millones de dólares.


El Estado argentino solicitó a la Justicia de Estados Unidos que el reconocimiento de daños en el juicio iniciado por dos fondos por la expropiación de YPF no supere los 4.920 millones de dólares.


La presentación fue realizada este miércoles por el estudio jurídico Sullivan & Cromwell LLT en representación del Estado argentino y forma parte de las audiencias convocadas por el Tribunal del 2do Distrito Sur de Nueva York en el marco del juicio por la estatización de la petrolera.


En aquel litigio resta definir el monto de los resarcimientos que deberá afrontar Argentina por la expropiación de la compañía y que reclaman los fondos Burford y Eton Park.


La definición está en manos de la juez Loretta Preska, quien debe aún analizar los escritos que presenten las partes, entre ellos, el que hoy presentó el bufete que patrocina a nuestro país.


La indemnización estaría determinada en función tanto de la fecha en que el Estado nacional obtuvo el control de las acciones de YPF sujetas a expropiación, como de la tasa de interés que se fije por la demora en la actualización de la indemnización.


El monto puede variar, según estimaciones, entre los 4.920 y 16.000 millones de dólares.


En cuanto a la fecha en que la Argentina obtuvo el control de las acciones sujetas a expropiación, los dos fondos demandantes señalan que fue el 16 de abril de 2012, fecha en que se envió el proyecto de ley de expropiación al Congreso, al tiempo que por decreto se designó un interventor del Ejecutivo para desplazar al directorio de YPF.


La contraparte, el Estado argentino, responde que los daños económicos deben calcularse tomando como parámetro la fecha del 7 de mayo de 2012, cuando entró en vigor la Ley 26.741 (que declaró la utilidad pública y la expropiación), ya que fue en ese momento que se comenzó a ejercer el derecho político y económico de las acciones.


El 31 de marzo pasado la magistrada falló contra la República Argentina y eximió de responsabilidades a YPF, pero no determinó el monto a pagar como resarcimiento.


Las audiencias concluirán mañana, aunque no está fijada la fecha para una resolución.


El escrito consta de una presentación con citas, testimonios y gráficos de 143 fojas que fue elaborada por el estudio Sullivan & Cromwell, patrocinante de la Argentina en los tribunales de EEUU en colaboración con el procurador general del Tesoro, Carlos Zannini.


En el escrito, que fue difundido este martes por fuentes oficiales, se hace hincapié en la fecha del traspaso del control de la compañía petrolera como eje central de la argumentación.


En las conclusiones, la Argentina plantea que "el tribunal debe ejercer discreción para no otorgar intereses previos al fallo" y que "el tribunal no debe inflar aún más las enormes ganancias inesperadas de los demandantes con intereses previos al fallo".


Más adelante, los letrados consideran que "los demandantes recibirán una ganancia inesperada bajo cualquier escenario, que el grupo Petersen se benefició durante años por el deterioro de YPF que condujo a la expropiación, y que cualquier otra indemnización por daños exacerbará los desafíos económicos actuales de Argentina".


Los patrocinantes del Estado argentino pusieron énfasis en que "los daños deben basarse en el cálculo corregido del precio de la oferta pública del 7 de mayo de 2012 sin intereses previos al fallo".


En la diferencia de la base de cálculo se especifica que "usando los datos de ganancias disponibles del cuarto trimestre de 2009, los daños de los demandantes para el 16 de abril de 2012 son casi 3 mil millones de dólares menos".

1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page