top of page
  • Foto del escritorPortal Sur

Caso Ricotti: el 17 de octubre inicia juicio por femicidio de la bioquímica

Serán cuatro jornadas con cerca de 20 testigos que aportarán sus relatos al tribunal. Según la querella hay pruebas suficientes para demostrar que hubo premeditación y alevosía en el ataque. Los testimonios de la hija fueron claves para la causa.

El 26 de octubre se cumplirán nueve meses del brutal femicidio del que fuera víctima Alba Ricotti (42) y por el cual el único y principal imputado es su pareja, César Daniel A. Se prevén al menos cuatro jornadas de debate por el que se escucharán las declaraciones de cerca de 20 testigos, entre peritos, efectivos policiales, médicos y allegados a la víctima. Los abogados intentarán demostrar la premeditación y alevosía con la que el acusado asesinó a su pareja en un contexto de violencia de género permanente de la que era testigo la propia hija de ambos y que hoy se convirtió en el testimonio crucial para la causa. Los antecedentes de A., que le valieron una condena por intento de homicidio, fue el preludio del trágico final de Alba. Un desenlace que la propia víctima y su hija vaticinaban, pero que no pudieron evitar.


El próximo martes de 17 de octubre y por el plazo de cuatro jornadas de debate, se llevará a cabo el juicio oral y público por el femicidio de la mujer que se desempeñaba como técnica bioquímica en el hospital pediátrico Juan Pablo II. El abogado querellante, Conrado Rudy Pérez, confirmó la fecha de inicio que tendrá lugar en el Tribunal Oral Penal N°2 de la capital correntina. Por los estrados pasarán 14 testigos propuestos por la fiscalía, además del testimonio de la hija de 12 años de la pareja, elaborado en cámara Gesell. Por su parte, la defensa propuso otros seis testigos, aunque uno es compartido con la fiscalía. De respetarse los tiempos que demanda cada jornada de debate, se espera que los alegatos y la sentencia puedan ser escuchados el lunes 23 de octubre por la mañana.


"Pediremos prisión perpetua"


Conrado Rudy Pérez es el abogado querellante que representa a la familia de Ricotti, a su hija y a la hermana de la víctima y desde un comienzo litiga en representación del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Sostuvo: "Nosotros entendemos que para crímenes de este tipo solo existe un solo castigo penal, una sola condena válida y es la de prisión perpetua. Y es lo que vamos a solicitar una vez que llegue el momento de alegar. Representamos a la víctima, a su hija y también a la hermana de Alba", explicó el letrado que ejerce la querella técnica en forma gratuita.


"Quiero que descanse en paz"


Semanas atrás, durante la conmemoración de los siete meses del femicidio de Alba, su hermana Teresita reveló que desde hacía un tiempo venían sufriendo amenazas por parte de los familiares del imputado A. "Cada vez que se cumple un nuevo mes de la muerte de Alba y publicamos algo para recordarla, la familia del asesino escribe cosas que duelen y no respetan la memoria de mi hermana. No voy a parar hasta que mi hermana pueda descansar en paz y eso solo va a pasar cuando esta persona tenga una condena y la cumpla en prisión", expresó Teresita.


El presagio del final


Según consta en los expedientes, por los testimonios de la hija de la víctima, el miércoles 25 de enero A. ya había atacado a cuchillazos a Alba Ricotti dentro del auto en el que también viajaba su hija. Pese a resultar herida, logró escapar. Las cosas ya no daban para más. Al día siguiente, Alba se contactó con él y lo citó a su casa del barrio Serantes. Cerca de las 23:30 le comunicó que terminarían la relación y allí explotó la furia de A., quien la llevó de los pelos hacia una habitación trasera, trancó la puerta y produjo el ataque con el lamentable final. Todo sucedió ante los ojos de su hija de 12 años cuyo testimonio aportó las principales pruebas para cimentar la causa por la que se juzgará al acusado.


"Ese monstruo no puede ser mi padre"


La tortuosa vida de Alba fue compartida y padecida también por su hija, hoy de 12 años. Tras el femicidio de su madre, la niña brindó detalles escalofriantes de cómo las trataba su padre. Conoció a su padre a los cinco años, pero a los ocho lo comenzó a padecer. Entre los momentos más dramáticos, la niña cuenta que no le gustaba que tuviera celular, incluso ingresaba a su pieza cuando se cambiaba después de bañarse y la veía desnuda diciéndole que él era su padre y era el único que la podía ver así. Acevedo golpeó muchísimas veces a Alba, la hostigaba psicológica y físicamente, también a su hija y hasta incluso la niña cuenta que la obligó a comer pese a estar descompuesta del estómago. Tras vomitar la cena, a golpes la sometió para que comiera del piso lo que había devuelto. "Una vez me tomó del pelo, me levantó de mi silla por el aire y me arrojó contra el piso porque no le gustó algo que dije. No sé cómo ese monstruo puede ser mi padre", contó la niña en cámara Gesell. Hoy su testimonio es clave en la causa.


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page