top of page
  • Foto del escritorPortal Sur

Itá Ibaté, el pueblo correntino que ofrece majestuosas playas y pesca durante todo el año

Se encuentra en el centro de la capital provincial y la ciudad de Posadas, Misiones, a 165 kilómetros de ambas localidades. En diálogo con Gente Necesaria, la secretaria de turismo de la municipalidad, Viviana del Carmen, destacó el atardecer del lugar a orillas del río Paraná, la interesante propuesta cultural y explicó que en guaraní Itá Ibaté significa "Piedra alta".

Itá Ibaté fue fundada en 1877, aunque el lugar ya llevaba ese nombre desde el siglo XVII. En sus comienzos el paraje se conformó como estancia de base ganadera y su extensión comprendía desde el arroyo Santa Lucía y el Paraná, llegando a las Lomas de Ibahay.


Desde el gobierno de Pedro Ferré, en 1833, hubo una guardia en el lugar, por la constante amenaza de invasión de las fuerzas paraguayas. Como consecuencia de la guerra de la Triple Alianza, se incorporan 300 hombres en la localidad y comenzó a realizarse un comercio bastante activo de ganado en pie; hacia el año 1865 es considerable el movimiento económico de hacienda y las exportaciones que se realizan. Por esta presencia humana el gobierno habilita el puerto de Itá Ibaté. El puerto se conformó en un lugar estratégico, que finalizada la guerra se transformó en un punto comercial de relativa importancia.


Las tierras eran propiedad de don Víctor Duarte, que en 1877 donó al gobierno cinco manzanas para que levantaran un pueblo. La función fue dispuesta por el gobierno provincial, por un decreto del 7 de junio de 1877, conservando el nombre del paraje donde ya vivían algunas familias.


En Itá Ibaté se realiza cada año la Fiesta Provincial de la Boga y el Pacú con Devolución, siendo la misma uno de los eventos más convocantes ya que otra fiesta relevante es el 8 de diciembre en honor a su Santa patrona Inmaculada Concepción.


Turismo 


El paisaje se destaca por sus bellos acantilados sobre el Paraná, los cuales forman una pequeña punta que se adentra en el río. Este accidente provoca fuertes correntadas que son aprovechadas por los pescadores para su labor. Las angostas franjas de arena sirven mayoritariamente de descanso a la gente de lugar, siendo aventajada en este sentido por las cercanas Paso de la Patria e Ituzaingó. Posee quinchos en las Islas y están situados en las Ovechá, Melilla y Santa Isabel. Hay mesas y bancos, al aire libre y gratuitas. Es un excelente parador para quienes deseen vacacionar durante el verano o fines de semana.

El paraíso de la pesca


Entre las mejores opciones al momento de disfrutar de esta disiplina en nuestro país, se encuentra privilegiada la pesca en  Itá Ibaté. Ubicada estratégicamente sobre el Alto Paraná, en pronunciadas barrancas, ofrece al visitante una vista excepcional, lo cual la convierte en un verdadero balcón al río. La posada Puerto Paraíso es un famoso destino de pesca. Con estructura completa, apartamentos amplios y climatizados, cuenta con guías experimentados y ofrece gastronomía para todos los paladares. Antes de que el sol nazca, el equipo ya está esperando a los pescadores para un buen desayuno. Los puntos de pesca son cercanos, por lo que es posible almorzar en el albergue. La pesca en sí, se caracteriza por las especies de enorme tamaño que brindan sus aguas, con ejemplares de dorados de 10 a 20 kilos, como así también surubíes de 20 a 60 kilos. Además, en Itá Ibaté es posible atrapar bogas y pacúes de pesos considerables. Los aficionados capturan sus presas utilizando la pesca con mosca, spinning, trolling, pesca tradicional o fly fishing.


0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page